Diego Cintas – Rasal Mágico

 

Desde hace ya veintiún años vienen manteniendo contacto con seres de las estrellas y seres intraterrenos, seres físicos como tú y yo. También con otros seres de luz como los guías espirituales y otros tantos de los planos angelicales. Recibiendo pautas para un crecimiento interior como seres humanos y para trabajos a realizar en nuestro querido mundo, para y por la humanidad.

En ARMONIUM VIRTUAL compartirán sus experiencias y os ayudarán a que seáis participes de estas con los seres del cosmos.

TRAS MÁS DE VEINTE AÑOS DE CONTACTO CON SERES DE OTROS MUNDOS Y DE INVESTIGACIÓN DEL FENÓMENO OVNI OS PROPONEMOS CONTARTE DEFINITIVAMENTE NUESTRA EXPERIENCIA DE CONTACTO Y LO QUE ELLO HA SIGNIFICADO EN NUESTRO CRECIMIENTO PERSONAL Y ESPIRITUAL COMO SERES HUMANOS.

 

“Muchos años de investigación, experiencias, recuerdos y emociones, nos han colocado en este espacio llamado La Casa del Sol, un lugar con encanto y magia, ubicado en un pequeño pueblo llamado Rasal, puerta de entrada a los Pirineos de Huesca (España). 

Una casa abierta a todos y dedicada a compartir nuestra experiencia y amistad, donde organizamos encuentros, reuniones, conferencias y talleres, sobre temas tan variados como el fenómeno OVNI, el contacto extraterrestre e intraterreno, y otros tipos de contactos relacionados con el ser humano. 
También trabajamos el aspecto del crecimiento personal y espiritual, algo que tras estos años hemos comprendido va unido a este tipo de encuentros con otras realidades. 
La Casa del Sol se establece como lugar de crecimiento personal y espiritual a mediados del año 2001 pero es a partir del verano del año 2008 cuando finalmente abre sus puertas a los amigos y amigas que sienten llegar a este sagrado lugar para aprender y compartir sus vidas. 

Durante este periodo, entre el año 2001 y 2008, la casa y sus habitantes vivimos un espacio de interiorización, crecimiento y expansión de la consciencia, siempre guiados por la Consciencia Divina, para la comprensión del por qué habíamos llegado a este lugar tan especial. 
Llegados desde Barcelona a Rasal, como tantas y tantas personas que llegan a estas tierras del Pirineo, sentimos el llamado de cambiar de vida, de lugar de residencia, de vivir en conciencia con el mundo, de sentirnos ya parte de la naturaleza. 

Un bagaje de experiencias nos acompañaba en este viaje por la experiencia humana, por el tránsito en este bello planeta, experiencias que fueron creciendo paulatinamente con nuestra forma de vivir la vida. Acompañados en todo momento por los Hermanos del Cosmos, por los Maestros de la Gran Hermandad Blanca Intraterrena, por los Maestros Ascendidos y por los Guías Espirituales, fuimos creciendo en este lugar con el que día a día nos sentimos más unidos. 
Llegó el momento de compartir, de servir al propósito de la vida, de ofrecernos como Luz en estos tiempos de cambio. 
Mucho tiempo nos estuvimos preparando para este objetivo y desde Rasal, y ahora, formamos parte ya del entramado de lugares de Luz que repartidos por Gaia se encuentran esperándote con el corazón abierto, para cuando sientas que es el momento de volver a encontrarnos recibirte con los brazos abiertos. 
En La Casa del Sol nos encontrarás. Somos Diego, Rosa y David, y juntos haremos este viaje contigo a través de la Consciencia Divina, del despertar del sueño de la tercera dimensión. 
Caminantes del mundo es lo que a fin de cuentas somos. Igual que vosotros, soñadores, de una realidad que día a día nos toca vivir y que desde muy pequeños no comprendemos, pues no se ajusta a los patrones de nuestro corazón. 

A lo largo de estos veinte años de camino conjunto hemos cruzado muchos umbrales, puertas a lo que aparentemente parecía ser diferente, buscando encontrar nuestro lugar en esta existencia. El recorrido de estos caminos, y el tiempo, nos ha hecho comprender que todos ellos no son más que pasillos de una gran casa, nuestro mundo interno, y que de un modo muy sutil, nos hemos ido guiando al gran salón de nuestro corazón y comprensión en el centro de nuestro ser. 
Ahora ha llegado el momento de compartir todas estas experiencias, de colaborar en el Gran Salto Cuántico y Espiritual que todos juntos, tenemos la oportunidad de experimentar de un modo consciente. 

“Maestros de nada y alumnos de todo”, palabras de un gran corazón que un día recibimos y cual estigma quedaron grabadas a fuego en nuestros corazones. Así queremos ser, así queremos vivir. 

No importa mucho quienes somos en esta existencia, eso es algo superfluo que al final de este camino dejará de existir. Nos gustaría poder describir, explicarte y reconocernos en la parte eterna de la Verdad que todos somos. En la parte del Todo que todos somos y compartimos. 

No te prometemos nada, sólo nuestro Amor, pero si te permites llegar hasta La Casa del Sol será porque el propósito de la vida así lo requiere y si nos lo permites, te daremos todo aquello que tu Ser nos pida para que tú también seas Luz en el camino. 

Te invitamos a visitarnos, no sólo cuando organicemos algún evento, sino cuando lo sientas, pues las puertas de La Casa del Sol siempre están abiertas. 
Simplemente al servicio de lo Divino y sin más expectativa que Ser. 

Con AMOR, vuestros hermanos en la LUZ.”

 

Entrevista a Diego Cintas:

2013 ¿Y ahora qué?:

Resultados del encuentro en Monte Perdido (Septiembre 2016):

Magia de Monte Perdido y Apunianos: